Astronomía en la educación española

Profe y astronomía

El último currículo, adoptado a finales de 2013 para la educación primaria y finales de 2014 para la educación secundaria, ofrece unos pocos espacios para el estudio de la astronomía.

En la Educación Primaria, solo se destina un espacio en Ciencias Sociales en el quinto curso.

En el marco de la Educación Secundaria Obligatoria, se trabaja el tema de la astronomía en la asignatura de Biología y Geología en 1º y 3º de la ESO. En 4º de la ESO se trabaja el tema en el marco de Física y Química (optativo según las administraciones educativas) y en los cursos optativos de Cultura Científica y Filosofía.

En el primer año de bachillerato, se trabaja el tema de las cosmovisiones en el marco del curso de Filosofía. En el 2º año del mismo nivel se trabajan las cuatro interacciones fundamentales en el marco del curso de Física (optativo según las administraciones educativas).

Para resumir, la astronomía, prácticamente no se trabaja en la educación primaria, y, aunque está más presente en la educación secundaria, en la mayoría de los casos está inserta en asignaturas opcionales.

Fortalecer la inclusión de la astronomía en el sistema educativo: oportunidades

Las tendencias pedagógicas adoptadas desde principios del siglo XXI en la mayoría de los países posicionan a los estudiantes en un rol mucho más activo y protagónico que en el pasado.

Se espera cada vez que vayan desarrollando competencias y no solamente adquiriendo conocimientos.

Reflejando estos cambios, los currículos ahora promueven la realización de actividades y proyectos a medio o largo plazo, en los que los estudiantes desarrollan el “saber hacer” que impone la era de Internet: la selección y el trato de la información; la creación de conocimientos propios; la comunicación etc… También promueven la articulación de asignaturas. La idea consiste en trabajar diferentes competencias relacionando varias materias.

Un ejemplo sencillo sería la elaboración de un modelo del sistema solar a escala humana. Tal iniciativa involucraría asignaturas como Matemáticas (para el cálculo de las escalas), Física y Química (para la definición de las órbitas y el estudio de los principales elementos químicos que se van a presentar), Biología y Geología (para el estudio y la representación de los planetas y el sol) y Educación Plástica (para la elaboración del sistema solar).

Otro sería un estudio sobre el Big Bang que podría involucrar a la vez asignaturas como Filosofía y Física .

Parece haber consenso sobre el hecho que una parte importante del cuerpo docente se siente desarmada a la hora de llevar a cabo procesos de enseñanza-aprendizaje en Astronomía. En pocas palabras, les falta apoyo didáctico en esta área. Algunos estudios mencionan también la falta de dominio del área por los docentes.

Esta problemática parece tener un fondo pedagógico más amplio: la mayoría de los docentes se siente desarmada a la hora de llevar a cabo las estrategias de enseñanza-aprendizaje novedosas mencionadas en el nuevo currículo. Cabe recordar sus líneas principales: los alumnos juegan un rol activo en su proceso de aprendizaje, tienen oportunidad de comparar los conceptos trabajados con elementos de su vida cotidiana, articulan en un mismo proceso conceptos relacionados con diferentes asignaturas y llevan a cabo proyectos que pueden ser de largo plazo en los que desarrollan competencias, entre otras en términos de investigación y producción de contenidos.

También, la astronomía parece particularmente adaptada para trabajar las siete competencias que el currículo de 2014 contempla para la educación secundaria:

  1. Comunicación lingüística.
  2. Competencias matemáticas y básicas en ciencia y tecnología.
  3. Competencia digital.
  4. Aprender a aprender.
  5. Competencias sociales y cívicas.
  6. Sentido de iniciativa y espíritu emprendedor.
  7. Conciencia y expresiones culturales.

De por su naturaleza, responde directamente a las competencias matemáticas y básicas en ciencia y tecnología; la competencia digital, así como en materia de conciencia y expresiones culturales.  También, al ser una disciplina propicia para la realización de proyectos colaborativos a largo plazo, constituye una herramienta potente para desarrollar competencias tales como aprender a aprender y competencias sociales y cívicas.

Propuesta de un espacio de apoyo didáctico a la inclusión de la astronomía en la educación española

Puedes bajar esta nota conceptual. Pretende responder a la problemática de la presencia de la astronomía en la educación española. Es un documento en formato pdf.

… entonces…

¿Cómo fortalecer la cultura astronómica en España?

¿Qué podemos hacer para fortalecer los conocimientos relacionados con la astronomía en la escuela?

¿Tienes ideas?

¡Compártelas con nosotros!